Para los seres de este planeta un año es el cumplimiento de un ciclo que está a punto de renovarse; en una eternidad un año es como un día.

Hay años que pasan frente a nosotros de largo como si fuera una película en cámara lenta donde somos espectadores y no tomamos parte, hay otros que resultan tan intensos que cuestan para salir de la inercia; en ambos casos seremos una bolsa de plástico volando sin rumbo.

Mas hay años que se enfrentan con el corazón, cuando se utilizan todos los medios al alcance para determinar un plan y seguirlo cueste lo que cueste.

Mi balance del año que termina el 27 de febrero es de los más positivos en esta encarnación esto a pesar de que un ser muy importante pasó a mejor vida pero al mismo tiempo por la oportunidad que ese suceso ha representado en mi vida.

Siempre hay espacios para la duda, pero es de sabios encontrar respuestas y la felicidad es la mejor respuesta que la vida te nos puede dar.

Les deseo que obtengan muchas respuestas en forma de felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s