Las cúpulas de poder siempre han auspiciado  movimientos de fe como doctrinas religiosas y filosofías.

Los empresarios y gobernantes suelen ser hombres de fe, mas no me refiero a una fe religiosa ciega si no a la fe en si mismos. Y ellos se reconocen unos a otros, ya sean millonarios,  empresarios en crecimiento o deportistas de primer nivel.

Alguna vez en una lavandería una señora, de más de 60 años de edad, me dijo que la mejor religión es la que te hace creer en ti mismo y en lo que tu puedes lograr y esa me pareció una verdad absoluta; ya que muchas veces establecemos lo que nos sucede en base a talismanes o imaginamos supuestas soluciones que dependen de situaciones externas a nosotros y eso solo crea dependencia.

El poder y la encomienda de cualquier tipo de trabajo noble es una responsabilidad muy grande que representa un reto, el reto a tener fe en nosotros como fuente generadora de soluciones de cualquier tipo.

Por consiguiente si tienen poder,  la fe vendrá por atracción; en el caso opuesto: si tienen fe, el poder vendrá, porque ellas se conocen desde antes que tu y yo nacieramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s